Indice de conversión. Crianza de pollitos

LA TEMPERATURA

Probablemente el factor más importante que influencia el índice de conversión es la temperatura ambiente de las naves. Los pollos son animales de sangre caliente lo que significa que mantienen una temperatura de cuerpo relativamente constante sin considerar la temperatura de su ambiente. En un ambiente fresco, los pollos comerán más alimento, pero muchas de las calorías que ellos obtienen desde esta alimentación se usarán para mantener la temperatura normal de su cuerpo. Estas calorías usadas para calentarse no se convierten en carne. Las temperaturas óptimas permiten a los pollos usar alimentos para su crecimiento más que para la regularización de su temperatura corporal.

Las temperaturas ambientales ideales para promover una óptima conversión de alimentación en naves con calefacción por aire caliente se muestran en la siguiente tabla:

Temperaturas en Semanas (grados C)

Semana

Temperatura óptima

1

29-31

2

27-29

3

24-26

4

24

5

21

6

21

Los pollos consumen menos alimento y convierten esta alimentación menos eficientemente a temperaturas ambientales altas. Los mecanismos biológicos de enfriamiento que las aves usan durante el tiempo caliente requieren energía, así mismo como los mecanismos de calentamiento durante el tiempo frío. Además, cuando las aves consumen alimentos la temperatura de cuerpo sube como resultado de los procesos metabólicos que ocurren durante la digestión. Por esto, no se debe alimentar a los pollos durante la parte más cálida del día (durante el mediodía). Durante el tiempo muy caluroso, los pollos deben ser alimentados simplemente durante la mañana o al atardecer (cuando las temperaturas son comúnmente más frescas) esto ayudará a mejorar el índice de conversión y minimizará la mortalidad.

LA VENTILACIÓN

La ventilación y la temperatura se correlacionan directamente. En la mayoría de las condiciones, un aumento de ventilación da como resultado unas temperaturas más inferiores en una nave de aves. Con la ventilación a veces se requiere que un medio de calefacción opere para mantener la nave a la temperatura ideal.
Desgraciadamente, los criadores frecuentemente ventilan menos durante el tiempo frío para reducir costos de combustible. Esto es una equivocación. El aire fresco limpio es tan importante para el crecimiento de los pollos como un alimento fresco o un agua fresca y limpia.

El amoníaco y los otros gases tóxicos se acumulan en una nave mal ventilada durante los meses más fríos del año. Los estudios muestran que el índice de conversión puede verse afectado adversamente (desde cuatro a siete puntos) por niveles de amoníaco de simplemente 25 partes por millón. (Este nivel es apenas perceptible por la nariz humana). Los expertos recomiendan fuertemente que los criadores de pollos ventilen para quitar el amoníaco durante el invierno. Los requerimientos de ventilación variarán dependiendo de lo estanca que sea la nave, de la humedad, de la condición de la cama, etc. Si usted detecta amoníaco a cualquier momento, inmediatamente aumente su ventilación para eliminarlo.

Casa Tabarés, S.L. Fundada en 1895
Polígono Carracuéllar • c/ Arce, 347420 Iscar (Valladolid)
work T.983 61 17 61